Toy sharing: la revolución de Whirli

¿Ustedes regalaron juguetes esta Navidad?

Si es así, seguramente habrán hecho felices a sus hijos y nietos, contribuyendo al incremento del consumo en la época navideña. No es gran cosa; el mundo ha estado así durante décadas, pero el toy sharing podría revolucionar el mundo de los juguetes.

Las consecuencias de una acumulación desenfrenada de juguetes están ante nuestros ojos, y sin embargo, nos negamos a verlas. Deberíamos preguntarnos si los niños realmente necesitan las montañas de muñecas y cajas de colores con las que los llenamos.

Toy sharing: la revolución de Whirli -Toys basket Whirli Blog

Para entender el «fenómeno de los juguetes» veamos unas cuantas cifras. Las estadísticas nos dicen que cada año en el mundo se gastan más de 300 millones de euros en juegos de diversos tipos, y que de estos más del 50% no se utilizan realmente.

Entrando en detalles, se estima que en Navidad se gastan unos 135 euros por cada niño y que más de la mitad de los juguetes regalados terminan olvidados ya en enero.

En resumen, terminamos con dormitorios desbordantes de objetos hechos en su mayoría de plástico o materiales contaminantes mixtos, que inevitablemente terminarán en los vertederos. ¿Hay algo remotamente educativo en esto? ¿Y hay alguna best practice que pueda ajustar la situación?

Una respuesta fuerte y clara ha llegado de la empresa británica Whirli, que ha organizado el intercambio de juguetes, haciéndolo tan simple como hacer una compra en línea.

Toy sharing: la revolución de Whirli – Whirli Box «Get -play -give -repeat»

El lema de Whirli es «Get – Play- Give – Repeat».

La fórmula se propone mediante suscripción, como un verdadero «Netflix» de los juguetes. La suscripción puede ser mensual, semestral o anual, a partir de una base de 9,99 £, asegurando el acceso a una amplia gama de juguetes (incluyendo los últimos lanzamientos en el mercado). Una vez que han recibido los productos elegidos, los niños pueden usarlos todo el tiempo que quieran y cuando se aburren, los juguetes que ya no necesitan pueden ser intercambiados por otros juguetes Pre-loved.

Ahorrar dinero no es secundario, los niños crecen rápido y está en su naturaleza cambiar los gustos y dirigir constantemente su atención a cosas nuevas. Whirli es una forma sostenible de mantenerse al día con los pequeños «caprichos» de la infancia.

La audiencia objetivo de la compañía británica son los padres Millennials o de la Generación Z, quienes, como sabemos, muestran sensibilidad y atención a la sostenibilidad.

El fundador Nigel Phan explica la intuición y la utilidad del servicio: «Los consumidores que quieren comprar de forma sostenible no deberían tener que comprometerse con precios más altos o inasequibles». Y añade: «Estamos muy orgullosos de estar a la vanguardia de esta revolución que ha sido posible gracias a la tecnología, que es buena para la economía y buena para el planeta».

Toy sharing: la revolución de Whirli – Wood sustainable toy

Esta oportunidad de Toy Sharing puede representar el futuro de la industria del juguete; reformando tanto las actitudes de los consumidores como, lo que es más importante, las de las empresas manufactureras. Una iniciativa de economía circular tiene el poder de aumentar la conciencia de los materiales y de los métodos industriales.

En este sentido, muchas empresas del sector miran hacia un futuro sostenible. Lego, por ejemplo, ha comenzado la producción de ladrillos con un nuevo plástico de origen vegetal obtenido de la caña de azúcar; otras empresas como Mattel y Hasbro se han comprometido a reducir los enormes embalajes de los juguetes, utilizando materiales respetuosos del medio ambiente.

En nuestra vida diaria, es bueno saber que, si realmente queremos comprar un nuevo juguete, los principales materiales sostenibles son la Madera, el Bioplástico y el Algodón orgánico.

Prestemos también atención al packaging. Los años 80 y 90 nos han acostumbrado a un uso masivo de plástico mezclado con cartón; hoy en día, sería útil optar siempre por el papel o la tela reciclados.

Toy sharing: la revolución de Whirli – Organic Cotton Peluche

Educar a los niños sobre la sostenibilidad es un regalo que va más allá del paquete, más allá del bien material.

El compromiso de Whirli y de miles de otras pequeñas iniciativas de Toy Sharing es lo que necesitamos. Jugar es un derecho, hacerlo de forma sostenible es un deber.

This post is also available in: Inglés Italiano

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
El espectacular arte de Theo Jansen