Ego Blood

Es necesario empezar por hacer las paces con la industria de la moda. Debemos entender que no son ellos los que controlan nuestras decisiones de compra como si fuéramos marionetas. En realidad somos nosotros los que decidimos qué queremos comprar, cómo queremos hacerlo y cuándo y, sobre todo, a quién. Sin embargo, para ello necesitamos ser más conscientes de lo que realmente queremos.

También, es cierto que necesitamos más opciones por parte de la industria de la moda. Afortunadamente para nosotros, lentamente (pero muy lentamente) las grandes marcas están tratando de cambiar la relación entre la moda y los animales. Digo afortunadamente porque, aunque en realidad es un sector grande y poderoso, estos cambios pequeños marcan la diferencia para el consumidor que siente empatía por la causa.

Todavía queda mucho por hacer. Entonces, levantemos nuestras voces y pidamos cambios radicales en el trato a los animales. Pero, sobre todo, eduquémonos, para defender de forma coherente nuestros derechos y nuestras decisiones de consumo para que la industria y los consumidores se enamoren de la vida sin dolor de seres indefensos por causa de nuestra belleza.

Como los animales son también seres vivos, ellos también han nacido libres, pero a diferencia de nosotros, ellos no pueden ir a una tienda para comprar cuero.

171115ADL113preedit
171115ADL117preedit

Art Director & Stylist: Karyna Prieto

Photos: Sarah Tarves

Model: Ekateryna K.

MUA Serena Palma & assitant: Alessandra Mezza

This post is also available in: Inglés Italiano

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
Ksenia Schnaider y el upcycling del denim vintage