Recycle Box by First Mile

Recycle Box by First Mile

Reciclar.

Una palabra que durante más de 50 años ha estado dando vueltas en la televisión, los periódicos, las escuelas y la política.

Literalmente el significado que encontramos en el diccionario es: «Reutilizar un residuo o material de desecho, recuperar».

Pero pasar de las palabras a los hechos no es fácil, todos lo sabemos. Desde la simple separación de la basura hasta los servicios de recarga más “avanzados” para botellas de detergente, limitar el desperdicio implica gestos simples que muchos no tienen la costancia de poner en práctica.

¿A cuántos de vosotros se os ocurrió echar pilas en la basura orgánica por pereza? ¿O tirar los tickets en el papel? (Los ticekts están hechos en su mayoría de papel químico, por lo tanto, no se pueden reciclar y se deben tirar a la basura sin clasificar). Ocurre cometer pequeños errores dentro de nuestra propia casa. Ahora intenta multiplicar esta tendencia por comercios, restaurantes, empresas más o menos grandes: la cantidad de residuos no reciclados o arrojados indiscriminadamente en un contenedor es espantosamente alta.

Trash corner in the city center – USA

Podríamos pensar que no existe una varita mágica que haga desaparecer toda la basura que producimos, y que los seres humanos nunca aprenderán a respetar el planeta renunciando a una parte de sus propias comodidades. Sin embargo, más allá de la desmoralización y la resignación, siempre hay alguien que nos ve más tiempo y cambia las cosas.

First Mile nace en Londres en el 2007, para dejar el mundo más green de como lo ha encontrado.

La historia de esta compañía de soñadores está condimentada con perseverancia, constancia y una pizca de locura. First Mile nació como start-up gracias a un préstamo de £ 95k proporcionado por Enhance, un servicio de apoyo a empresas green, con el objetivo de gestionar los residuos de empresas y particulares, reciclando todo lo reciclable.

First Mile worker- London

Inicialmente especializada en la recogida de equipos electrónicos y baterías, la empresa ha evolucionado rápidamente, transformando la eliminación de residuos de Londres en tan solo unos años.

La simplicidad del servicio es la clave del éxito: las Recycle Box son una solución revolucionaria e incluso agradables de ver. Se entregan directamente a la empresa o al ciudadano particular que los pide online, y se llenan con una categoría específica de residuos, luego será un camión First Mile (obviamente eléctrico) el que recogerá la caja y reciclará por completo el contenido.

First Mile Box in a office

Bruce Bratley, fundador y CEO, dice: «Queremos que todas las pymes de Londres reciclen. Puede parecer una tarea agotadora, pero con los servicios de First Mile es posible. Es de suma importancia que todas las empresas asuman la responsabilidad de los residuos que producen. «

Todos los residuos adquiridos por First Mile tienen una segunda vida, con una cadena de reciclaje seguida por la empresa paso a paso. El dato fijo es que nada de lo retirado acabará en un vertedero, el material no reciclable se desechará en incineradoras.

Además, para los objetos que aún no tienen forma de reutilizarse, la empresa londinense puso en marcha en 2019 «Recycle Lab», un laboratorio interno especializado, equipado con investigadores dedicados a estudiar nuevos métodos y salidas para el reciclaje.

Recycle Lab – First Mile

La carrera green de esta ambiciosa empresa no se detiene ahí: desde el pasado mes de agosto ha puesto en marcha un servicio de energía verde que proporciona a las empresas energía 100% renovable.

Una ayuda concreta y sólida hacia la sostenibilidad es lo que toda empresa necesita, especialmente con respecto a sus clientes. Ciertamente, una empresa sustentada en una saludable eliminación de sus residuos será más atractiva para el consumidor contemporáneo.

First Mile

«La basura no es solo basura». Es un mundo de objetos que alguna vez fueron útiles, y que pueden volver a serlo.

El simple hecho de seguir «tirando» objetos a la basura, independientemente de su destino, sólo contribuirá a acabar con los recursos del planeta. Como siempre, !realizar un pequeño gesto, ya es un paso importante! ¡Asegurémonos de separar adecuadamente nuestros desechos, y luego también intentemos pedir una Recycle Box!

This post is also available in: Inglés Italiano

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
Empresas de cosméticos cruelty-free