Un poco de Madagascar en Milán: ‘Made for a Woman’ y los complementos en rafia sostenible.

Atmósferas inolvidables, playas paradisíacas y naturaleza virgen caracterizan a Madagascar; rascacielos muy altos, luces y un fascinante frenesí son las peculiaridades de Milán: ¿qué tienen en común estas dos ciudades?

En «The Green Side Of Pink» encontramos un trazo de unión entre dos realidades aparentemente irreconciliables: su nombre es «Made for a Woman» y es una marca sostenible italiana-malgache.

La marca fue fundada en 2018 por Eileen Akbaraly, una joven activista (trabajó con varias asociaciones humanitarias, entre ellas «4aWoman Onlus» y «Fitiavana Association»), de origen ítalo-indio pero criada en Madagascar, donde inmediatamente entró en contacto con las mil contradicciones de este país.

“Made for a Woman” realiza bolsos, sombreros y accesorios para el hogar en rafia, una fibra ecológica y reciclable, que se tiñe con pigmentos azo-free (libres de metales pesados) y con tintes naturales. La base de la marca es la idea de que los productos son procesados ​​enteramente a mano por mujeres artesanas de pueblos rurales. El objetivo de la marca y de Eileen Akbaraly es “mejorar la vida de estas mujeres”, como ella misma nos dirá, gracias a iniciativas humanitarias.

Tras conocerla en septiembre, con motivo de la exposición «White Show» en Milán, en la que participamos, pudimos charlar con Eileen que, directamente desde Madagascar, nos contó su proyecto y las últimas novedades del mundo » Made for a Woman ”, que en el último año ha dado un salto cualitativo, gracias al constante interés de la prensa y de muchos compradores internacionales.

Entrevista a Eileen Akbaraly

  1. Hola Eileen, ¡gracias por darnos esta entrevista! Para empezar, cuéntanos qué es “Made for a Woman”, de dónde viene y por qué

¡Gracias a vosotros! «Made for a Woman» nació de un proyecto personal mío: soy mitad italiana y mitad india, pero viví en Madagascar hasta los 18 años. Mi tierra es uno de los países más pobres del mundo, y siempre he querido hacer algo para ayudar al pueblo malgache.

Empecé con el voluntariado, fundando la asociación «4aWoman Onlus», gracias a la cual he ayudado a más de 10.000 niños. Después de mis estudios en Fashion Business en el Istituto Marangoni, me especialicé, obteniendo un máster en “Responsabilidad Social Corporativa” y se conocieron los dos mundos, moda y trabajo humanitario.

Trabajando con algunos estilistas en la India, pude ver que las condiciones de trabajo de la gente eran muy malas y los artesanos más que desfavorecidos. Así que volví a Madagascar y en 2019 fundé mi marca.

2. ¿De dónde viene el nombre «Made for a Woman?»

La elección del nombre «Made for a Woman» no es casual: la marca se llama así porque está dedicada a las mujeres. En la cultura malgache, las mujeres son fuertes y están cargadas de responsabilidad, a menudo tienen 5/6 hijos y sus maridos no les ayuden, por eso son el pilar de la familia.

He fundado «Made for a Woman» para mejorar la vida de estas mujeres, para darles una nueva voz. El objetivo de la marca a largo plazo es ver una mejora en sus vidas y en las vidas de sus hijos: la parte «business» del proyecto sirve exactamente para apoyar el trabajo humanitario.

Como asociación, a parte de como marca, ofrecemos planificación familiar y cursos de idiomas. Además, contamos con espacios donde babysitters se ocupan de los niños mientras sus madres trabajan. Pronto colaboraremos con psicólogos, dado que el 85% de las mujeres son víctimas de violencia doméstica y muchas veces muy vulnerables.

Además de cursos y ayuda psicológica, proporcionamos medicamentos gratuitos, tanto a mujeres como a sus familias. También abrimos cuentas de ahorro para que nuestras trabajadoras ahorren algo de dinero. La idea es ayudarles a gestionar su dinero para que sean independientes.

Una de las últimas novedades es la colaboración con los centros de reeducación: queremos abrir centros en los que crear líneas separadas para estas mujeres, donde todo lo recaudado se destina a su reintegración.

3. Describe tu marca con tres adjetivos

Colorida, natural, genuina.

4. ¿De qué manera es sostenible «Made for a Woman»?

Al ser una marca que tiene sus raíces en Madagascar, desde «Made for a Woman» estamos muy atentos al medioambiente y la biodiversidad. Para mí, todo tiene que estar lo más “limpio” posible.

Nuestros productos están elaborados exclusivamente con rafia ética, de origen transparente. Contamos con el certificado GOTS, que acredita que utilizamos pigmentos naturales o libres de azo, libres de metales. Trabajamos sólo con proveedores que colaboran con parques protegidos, y que replantan más de 1 millón de árboles en un año. Tenemos el certificado BSCI, que da fe de nuestra ética de trabajo (ofrecemos salarios más altos que el salario mínimo de Madagascar y no exponemos a los niños al trabajo infantil).

5. En tu opinión, ¿qué ha cambiado tras el estallido de la pandemia COVID-19 y qué seguirá cambiando en la industria de la moda?

Creo que, lamentablemente, muchas pequeñas empresas cerrarán porque no tienen más fondos. Encuentro que la gente está un poco perdida, y alrededor hay mucha tristeza. Esto lo veo a través de mis amigos en Europa, porque aquí en Madagascar, mis compañeros tienen mucha más determinación y ambición, son mucho más creativos. Hay tantas cosas que hacer y cambiar, porque prácticamente no existe nada ya listo.

Afortunadamente, en el campo de la sostenibilidad, ya ha habido sensibilidad y atención al tema durante 4/5 años. Encuentro que personas importantes como los influencers sociales están cambiando el camino y promoviendo cada vez más un estilo ético, y aunque algunos lo hagan por interés personal, lo importante por ahora es que se haga.

6. ¿Qué crees que podría hacer la industria de la moda para mejorar en términos de sostenibilidad?

Creo que el problema es que en la moda hay tanto (demasiado) que soñar: la moda vende historias, «representaciones». El comprador decide ser parte de una historia en particular, y por lo tanto compra de una marca en lugar que de otra. Pero cuando “compras un sueño”, es difícil ver la realidad, entre bastidores. Las historias detrás de los productos de los sueños son a menudo historias absurdas, con explotación y sin derechos en la base, como en el caso de los trabajadores bengalíes que no pueden regresar con sus familias.

En lo que a mí respecta, la parte de la «front-scene» debe equilibrarse con la parte de la «back-scene», debe haber más autenticidad y transparencia, más realidad y menos banalidad.

7. ¿Próximos proyectos en trámite?

En primer lugar, abandone la idea de una «colección». No me gusta nada la idea de la temporada, tener que trabajar de manera inhumana durante 3 meses y estar inactivo el resto del tiempo. A mí, con «Made for a Woman», me gustaría formar parte de un «slow fashion market», permaneciendo siempre en el sector del lujo, porque en cualquier caso los complementos «Made for a Woman» son piezas únicas, nunca iguales a entre sí y hechos totalmente a mano.

Además, tengo un proyecto en trámite sobre la web. Actualmente, cuando compras una prenda “Made for a Woman”, encuentras un código QR en la etiqueta que, cuando se escanea, redirige a la historia de la mujer que hizo el producto. En algún momento, con el nuevo sitio web, los clientes podrán hablar directamente con las artesanas, establecer un diálogo directo con ellos y conocerlos mejor.

8. Pues Eileen, ¡te agradecemos que hayas conversado con nosotros y te deseamos lo mejor en tu proyecto!

¡Gracias a ti! Cuando paséis por Madagascar estaré encantada de mostraros nuestro trabajo.

This post is also available in: Inglés Italiano

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
La revolución sostenible de los hermanos «Wood’d»