Vitaminas: ¿por dentro o por fuera?

Ambas son clave para una piel sana

Brillar. Eso es lo que todas perseguimos cuando nos echamos productos para la piel o tomamos vitaminas. ¿Es posible conseguirlo únicamente a través de la vía tópica? ¿O tal vez esta nueva ola de suplementos nos revele la fórmula mágica para conseguir una tez radiante?

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano pero el que menos nutrientes recibe. Según los estudios, los que se absorben en el interior de nuestro organismo llegan primero a los órganos vitales (corazón, hígado, cerebro, etc.), por lo que la piel es la última en recibir las vitaminas y minerales necesarios para mantenerla sana. Por ello surge la pregunta ¿las vitaminas, mejor por dentro o por fuera? La respuesta se puede tornar sumamente compleja y científica, pero vayamos a lo fácil.

Según el doctor David Bank, dermatólogo en Nueva York (EE.UU.), «existen dos vitaminas muy importantes para la piel, la A y la C, que pueden resultar muy beneficiosa tanto por vía oral como por vía tópica». No obstante, estas sustancias se almacenan en el cuerpo, por lo que no se debe superar la dosis diaria recomendada. Y sí. Se puede producir una sobredosis de vitaminas. El consumo excesivo de algunas de ellas puede ser tóxico, por lo que conviene que un médico o farmacéutico determine las cantidades necesarias.

¿Qué vitaminas son más eficaces?

Las vitaminas y los minerales que provienen de la dieta pasan al torrente sanguíneo y el sistema circulatorio se encarga de llevarlas hasta la piel para nutrirla.  Pero, a veces, este no es lo suficientemente rápido. La aplicación tópica complementa a los nutrientes que nos llegan por vía oral. Es cierto que en algunos casos, la mejor estrategia consiste en actuar en la raíz del problema. La manera óptima de recuperar los niveles de vitamina C en la piel es aplicarla sobre ella directamente, lo que puede llegar a ser hasta 20 veces más eficaz que consumirla oralmente.  No obstante, solo es útil si nuestro sistema interno funciona correctamente. De poco sirve aplicarse un frasco de suero de vitamina C y retinoles de alta potencia si nuestra dieta va en sentido contrario, es decir, el aporte vitamínico es deficitario y hay un exceso de azúcares o de alimentos nocivos. Cuando la dieta es la adecuada, está claro que la aplicación tópica es beneficiosa para la piel.

También hay que tener en cuenta la absorción. Por ejemplo, el colágeno directamente sobre el cutis puede ayudar a conservar la humedad y a darle un aspecto más uniforme, pero desaparece con el agua.  No está demostrado que una aplicación externa estimule la síntesis o el desarrollo de colágeno interno. El motivo es que esta sustancia está compuesta por moléculas de gran tamaño, incapaces de penetrar la epidermis.  No obstante, cuando se toma por vía oral, el colágeno líquido se digiere y pasa al torrente sanguíneo de forma más rápida y eficaz.

La excepción

Existe una excepción: los casos de acné grave. El Accutane es vitamina A en formato ingerible que resulta mucho más eficaz que otras alternativas por vía tópica. Los productos que se administran externamente se centran en un problema concreto de la piel y se limitan a la zona de aplicación específica. Cuando se toman por vía oral, su potencia disminuye, motivo por el cual, para aprovechar al máximo sus beneficios, conviene tanto ingerir como aplicar las vitaminas sobre la piel.

Muchos complejos vitamínicos o, mejor dicho, «suplementos de belleza» no son más que vitaminas dentro detrás de un envase llamativo. Están prácticamente por todas partes, y en las etiquetas prometen beneficios como «una piel perfecta», «un brillo saludable» y la capacidad de «restaurar» los niveles de colágeno. Pero, al analizar la lista de ingredientes, no encontramos polvo de hadas ni nada de eso; solo lo de siempre: magnesio, zinc, calcio y vitaminas C, A y E. Los suplementos de belleza que están ahora de moda no son más que las vitaminas de siempre que se han reinventado con eslóganes pegadizos y sabor a gominola.

Para aprovechar al máximo sus beneficios, hay que escoger las vitaminas con conocimiento de causa, investigar y decidir cuál es la forma más adecuada de proceder. Y recuerda: el cuidado de la piel funciona mejor si lo hacemos tanto por dentro como por fuera.

Tal vez te interese Tintes Naturales DIY.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories