Arquitectura Sostenible

Pilares de la Arquitectura Sostenible

Translator
Sara Bargiacchi

La arquitectura sostenible es un tipo de construcción que pretende causar un impacto medioambiental mínimo en el ecosistema. Los pilares de la arquitectura sostenible son el uso eficiente y moderado de materiales, energía, espacio de desarrollo, etc. Esto incluye prácticas como el uso de materiales renovables; la conservación del agua de lluvia; la producción de energía renovable en el edificio; la incorporación de plantas y naturaleza locales; etc. El objetivo es, en última instancia, crear una arquitectura que sea un espacio vital más saludable para los seres humanos y el planeta.

Recursos y Materiales Sostenibles

El uso de materiales sostenibles es uno de los pilares más importantes de la arquitectura sostenible. Estos pueden recuperarse, reutilizarse, eliminarse y reciclarse fácilmente sin causar contaminación. Las prácticas sostenibles también comprenden la compra de materiales como el acero y la madera a empresas que utilizan técnicas de fabricación responsables con el medio ambiente. Materiales de construcción sostenibles habituales son la madera de ébano (cultivada de forma sostenible y disponible en abundancia), el bambú, el corcho, el cáñamo, el lino, la soja, etc. Los materiales convencionales necesarios pueden sustituirse de forma innovadora. Algunos ejemplos son la sustitución del hormigón por hormigón de cáñamo (hecho con cáñamo, cal y agua) y de los plásticos convencionales por bioplásticos (hechos con algas).

Bambú utilizado para crear una lujosa arquitectura sostenible, Ulaman Eco-Retreat Resort en Bali por Inspiral Architects

Consumo Energético Sostenible

La energía puede utilizarse de forma sostenible empleando múltiples técnicas. Establecer un sistema de energía renovable es una gran opción, como incluye el aprovechamiento de la energía solar y eólica. Algunos edificios sostenibles producen tanta energía como la que consumen, provocando un efecto neto cero en su consumo energético. Esto se suele combinar con otras estrategias de diseño, como la colocación cuidadosa de las ventanas para lograr un uso eficiente de la luz del día y la ventilación natural. El clima y el tiempo también se tienen en cuenta a la hora de emplear las técnicas mencionadas para reducir las necesidades energéticas de un edificio.

Uso Sostenible del Espacio de Desarrollo

Utilizar eficazmente el espacio urbanizable y respetar el paisaje natural es una importante estrategia de arquitectura sostenible. Esto también reduce los costes de un proyecto. Los microapartamentos y las estructuras pequeñas utilizan menos masa de terreno y energía en la construcción y el mantenimiento. Diseñar estos pequeños espacios de forma estratégica puede hacerlos tan eficientes y cómodos como un espacio vital más grande.

Las opciones de paisajismo pueden tener un gran impacto en el consumo de agua. El uso de plantas, árboles y hierbas autóctonas puede reducir en gran medida las necesidades de riego. La ganancia de calor solar también puede reducirse plantando árboles que den sombra al tejado y a las ventanas durante las horas más calurosas del día.

Reducción de Mantenimiento, Residuos y Emisiones en la Arquitectura Sostenible

Sostenible significa durabilidad. Si un edificio está hecho para durar décadas, automáticamente se reducen los residuos y los costes energéticos de la reconstrucción y el mantenimiento. El uso de productos de revestimiento de bajo mantenimiento y larga duración, como el revestimiento de tablillas Kebony, ayuda a garantizar la longevidad de una estructura.

Arquitectura sostenible de viviendas para estudiantes con revestimiento de Kebony Shiplap, Arquitecto y Foto: MDH Arkitekter

En Estados Unidos, sólo los edificios son responsables del 39% de las emisiones de dióxido de carbono. Los arquitectos sostenibles consultan con los ingenieros para implantar sistemas eléctricos y de fontanería altamente eficientes, diseñados para dejar una pequeña huella medioambiental. El desperdicio de agua puede reducirse estableciendo un sistema para reciclar las aguas grises.

Los edificios sostenibles deberían poder desmantelarse por completo cuando hayan cumplido su función. Esto puede lograrse utilizando materiales completamente reutilizados y reciclados sin causar contaminación.

Aunque se avanzó mucho en términos de información y concienciación, la arquitectura sostenible sigue siendo bastante infrecuente. El greenwashing es un fenómeno común, en el que una estructura se etiqueta falsamente como «green». Un edificio que sólo conserva el agua de lluvia y tiene un «look» sostenible no es verdaderamente sostenible. La arquitectura sostenible no tiene efectos negativos en los seres vivos ni en el planeta. Para conseguirlo, la sostenibilidad debe ser central en la planificación y los procesos utilizados en la construcción. Las normas medioambientales como BREEAM y LEED proporcionan directrices para la construcción sostenible.

La industria de la construcción es una de las más contaminantes del planeta. El mundo está en plena emergencia climática. Pues resulta aún más crucial que los arquitectos, diseñadores, constructores y consumidores exijan mejores prácticas de construcción. La sostenibilidad no es el futuro de la arquitectura, sino que debe ser una parte integral del presente.

Mostrar Comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories