Airlite, la pintura que funciona como una planta

Translation
Giorgia Barbiero

Durante mucho tiempo ha estado muy extendida la creencia de que nuestras casas no tienen contaminación ambiental. Por esta razón a la hora de elegir pinturas para obras de renovación o mantenimiento; sin duda el criterio principal es el color más que el nivel de compuestos volátiles. Sin embargo, hoy sabemos que el aire del interior de los espacios cubiertos puede llegar a ser hasta cinco veces más tóxico que el aire del exterior. Y, paradójicamente, cada vez pasamos más tiempo en casa que en el pasado. Por lo tanto, Airlite, la pintura que funciona como una planta, ha conseguido revolucionar la industria de la pintura. Se trata de una innovación tal que las Naciones Unidas la nombraron en 2019 una de las cuatro tecnologías más eficaces para el control de la contaminación atmosférica.

Su inventor, Massimo Bernardoni, alimentó el sueño de convertir nuestras casas en grandes purificadores de aire autónomos. Quería hacerlo sin utilizar energía y a bajo costo. Su inspiración vino de la observación de la naturaleza, última beneficiaria del invento, y de sus capacidades fotosensibles. Al aprovechar un proceso similar a la fotosíntesis clorofílica, que permite a las plantas absorber el dióxido de carbono y producir oxígeno mediante la acción de la luz, patentó una tecnología integrada en una pintura totalmente mineral, sin ningún derivado del petróleo, que se activa en presencia de luz natural o artificial. El año era 2007.

La pintura que funciona como una planta

Pintura que funciona como una planta: ¿cómo actúa?

En las superficies donde se aplica, Airlite genera una concentración de electrones; al interactuar con el agua y el oxígeno, forman iones negativos de radicales oxidantes que se transforman y neutralizan: una vez combinados con los elementos contaminantes, las bacterias, el moho y los virus (incluso el Coronavirus) presentes el ambiente, se convierten en banales sales.

En cambio, cuando se utiliza en el exterior Airlite ayuda a reducir la temperatura de los ambientes interiores gracias a su habilidad de reflejar el componente cálido de la luz solar. Así pues, permite potencialmente un ahorro adicional en el consumo de energía y en las emisiones correspondientes.

La durabilidad de la eficacia del producto se estima en 10 años. De hecho, la empresa cuenta con numerosas certificaciones internacionales: FRENCH VOC REGULATION (FR), FRIENDLY MATERIALS (ES), ZERO VOC según las normas europeas; GREEN SEAL, reconocimiento de los Estados Unidos; y, por último, CRADLE TO CRADLE GOLD, la certificación internacional más importante que analiza la salubridad de los materiales, su reutilización después del uso, el uso de energías renovables, la gestión de las emisiones contaminantes, la calidad del agua en la fase de producción y la equidad social.

La pintura que funciona como una planta

¿Cuáles son los beneficios de esta pintura inspirada en la naturaleza?

Según la empresa, 100 metros cuadrados pintados con Airlite tienen el mismo efecto que 100 metros cuadrados de bosque en términos de absorción de CO2. En la historia de la arquitectura, sólo la pintura a base de cal permitía antes un cierto nivel de confort de vida. De hecho, gracias a sus propiedades intrínsecas, garantizaba la transpirabilidad, el aislamiento térmico, las propiedades antiestáticas y, sobre todo, se consideraba un biocida natural gracias a su pH fuertemente alcalino. Pero, por supuesto, no ayudó a combatir el cambio climático.

Esta pintura que limpia el aire ha atravesado las fronteras de nuestras ciudades; su fama se ha extendido por todo el mundo gracias a las numerosas colaboraciones con artistas callejeros. Con el doble beneficio colectivo de la belleza y la funcionalidad. Las campañas de crowdfunding han apoyado algunas de estas contribuciones; otras, patrocinadas por empresas dispuestas a compartir su compromiso de apoyo al medio ambiente.

Desde «Hunting Pollution» de Iena Cruz, líder de esta nueva forma de expresión artística, creada en el barrio de Ostiense en Roma, hasta el proyecto «Absolut Street Trees» en Ciudad de México, el paso fue corto: el arte está al servicio de la ecología y también se multiplican los ejemplos virtuosos de regeneración urbana, sobre todo en los lugares con un nivel elevado de contaminación, lo que permite sensibilizar sobre los problemas de sostenibilidad medioambiental. Cien metros cuadrados de superficie pintada con Airlite, dice la empresa, compensan las emisiones de tráfico producidas de media por 18 coches en un año. Por eso, necesitamos que estos proyectos se extiendan con la misma obstinación que la mala hierba.

«Anthropoceano«, arte de Iena Cruz

A continuación, una breve lista de obras realizadas con Airlite que se puede admirar en Italia:

  • «Anthropoceano» de Iena Cruz ilustra, como bien resume el título, el impacto de las actividades humanas en los ecosistemas marinos; en colaboración con la asociación Worldrise (via Giovanni Viotti 13, Milano Lambrate).
  • Por otro lado, un homenaje a la biodiversidad del mundo marino lo firma Lucamaleonte; en la pared de un edificio del distrito italiano con mayor concentración de casas sociales, Tor Bella Monaca. «Sotto la superficie« es promovido por Yourban2030 dentro del programa RIF Museo delle Periferie para difundir el mensaje de que el derecho a la belleza significa dignidad, y la dignidad es un derecho.
  • Dedicado al movimiento LGBT+ y a la lucha por los derechos civiles, «Outside In» neutraliza el smog de 53 coches cada día. Obra de la artista holandesa Judith De Leeuw, alias JDL, en la pared de una escuela (San Paolo, Roma).
  • Alessio-b, en el contexto del festival bienal Super Walls, en «Look at the stars» retrata a una niña con un casco de astronauta que sonríe señalando el cielo estrellado; un homenaje a las que hizo famosas Giotto en la Capilla Scrovegni de la ciudad (via Castelfidardo, Padua).
  • Axe hace resonar «I don’t want your hope», un fragmento del poderoso discurso de Greta Thunberg en Davos en MAAP (Zona Industriale, Padua) para Super Walls 2019.
  • En «Inception as the beginning of an idea or a concept» de Camilla Falsini, los elementos geométricos dan forma a una criatura mitológica que emerge como de las aguas para Futurewear Walls, creada durante la Green Week por encargo de Napapijri (Corso Garibaldi, Milán).
  • Como parte del proyecto Ikea Loves Earth, SeaCreative creó «La città che respira» («La ciudad que respira»), cubriendo una pared del paso subterráneo de la estación FS con el rostro de un hombre que se abre paso entre el follaje (vía Trento, Parma)

En el extranjero:

  • «Intuición» es el primer ecomural dedicado a los discapacitados visuales, traducido al braille (Bacău, Rumanía). Obie, el artista, retrata a una persona que imagina y consigue visualizar su universo a pesar de la presión de su discapacidad. Este trabajo forma parte del proyecto ZidART, que pretende poner de relieve los problemas de inclusión social de las personas con discapacidad.
  • Maciek Polak y Dawid Ryski representan flores gigantescas y sonrientes que se entrelazan con rascacielos en un edificio cerca de la estación de metro Politechnika (Varsovia, Polonia). En el centro aparece el lema «Create Together For Tomorrow», tal y como pretende la marca patrocinadora: Converse.
  • La Ciudad de México, ya mencionada, famosa por su tráfico, es el escenario de tres eco-murales que ocupan una superficie total de 2.000 metros cuadrados en las colonias Cuauhtémoc, Juárez y Roma. Una de estas obras, que representa un árbol de 35 metros de altura, es una obra del colectivo español Boa Mistura (Paseo de la Reforma); los artistas mexicanos Revost y Seher One pintaron las otras dos.

También podría interesarte el Arte Callejero y Contemporáneo.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories