Earth Breeze: tu colada sostenible

¿Sabías que poner la lavadora con el clásico detergente contamina más que dar una vuelta en coche por la ciudad? Aunque la mayoría ni nos lo habíamos planteado, hay quienes están desarrollando nuevas soluciones a fin de que la colada sea una actividad sostenible.

En los últimos años hemos visto florecer a multitud de ecoemprendedores decididos a combatir un problema cada vez más preocupante: la contaminación. Hablemos de detergentes. Cuando vamos al supermercado en las estanterías cada vez se ven más productos «verdes» con etiquetas que rezan «eco» o «bio». Pero ¿hasta qué punto es esto cierto?

¿Cuánto contaminan los detergentes?

La contaminación del agua derivada de los detergentes es más que considerable A menudo, incluso sin darnos cuenta, usamos suavizante de más, optamos por un producto antigrasa particularmente agresivo o ponemos la lavadora medio llena, con lo que provocamos una reacción en cadena con graves consecuencias para el planeta.

Los detergentes contaminan tanto por su composición como por los derivados del petróleo que contienen. Greenpeace estima que desde 1930 hasta hoy se han producido más de 400 millones de toneladas de plásticos procedentes de los productos destinados a la limpieza del hogar.

Mujer llenando la lavadora

Que los detergentes contienen derivados del petróleo y agentes químicos agresivos no es un secreto para nadie, pero es importante aprender a reconocerlos. Los componentes más dañinos para el medio ambiente y nuestra salud son, en concreto, dos:

  • Sles: significa «Lauril éter sulfato sódico». Se trata de un surfactante que se obtiene del refinamiento del petróleo. La función de los Sles presentes en detergentes y suavizantes es aumentar la producción de espuma al contacto con el agua.
  • Sls: por otra parte tenemos el «Laurilsulfato de sodio», otro agente espumante. Al tratarse de un derivado del petróleo, también se considera una sustancia altamente contaminante.

Desde luego, si echamos un vistazo a los ingredientes de los detergentes que tenemos en casa encontraremos al menos una de estas dos siglas.

Entonces ¿cómo contaminan estos agentes químicos? Los principales daños que conlleva el vertido de estas sustancias al medio ambiente tienen un origen doble: la fase de extracción y la fase de eliminación.

  • Fase de extracción: todos sabemos el enorme impacto ambiental que suponen las extracciones petrolíferas. Por ende, estas sustancias, dado que se obtienen de la refinación del petróleo, son igualmente dañinas para la salud del planeta.
  • Fase de eliminación: no menos complejo es el proceso de eliminación de este tipo de sustancias en la naturaleza, cuyo impacto ambiental es muy elevado.. Tiene que ver principalmente con la contaminación del agua en las que se vierten los surfactantes de los detergentes químicos de síntesis.

Una colada sostenible

No busques una fórmula mágica. No existe. Volver a usar vinagre y bicarbonato sería, por decirlo de alguna forma, una utopía si tenemos en cuenta nuestros hábitos actuales. Cierto es que existen multitud de alternativas más ecológicas.

Entre ellas se encuentra Earth Breeze, una empresa estadounidense fundada en 2020 en Miami, Florida, que comercializa un detergente sin plástico, vegano e hipoalergénico. Está literalmente hecho de pequeñas escamas esponjosas que se convierten en detergente al contacto con el agua. Su estado sólido permite transportarlo y venderlo en cajas de papel 100% compostables.

Paquete de Earth Breeze
Earth Breeze

El compromiso sostenible de Earth Breeze se traduce también en ayudas directas a los más necesitados. Así, por cada compra, la empresa dona 10 coladas a diversas asociaciones, y es el cliente quien elige en qué lugar del mundo y a quién.

Ahora bien, conviene subrayar que los productos de Earth Breeze no son 100% sostenibles. De hecho, entre sus componentes se incluye uno de los derivados del petróleo anteriormente citados . Aun así, consideramos que conseguir un detergente totalmente libre de plástico y procurar que la cadena de producción y transporte tenga el menor impacto posible es una cuestión fundamental.

El hecho de elegir esta empresa obedece a la certeza de que el reciclaje de plástico no funciona. Tan solo se recicla el 9% de lo que se produce, de lo cual únicamente el 2% se acaba reutilizando. Asimismo, cada año acaban en el mar 700.000.000 envases de plástico.

Tendedero con ropa colgada

Lavar la ropa es una actividad con una enorme huella de carbono: en primer lugar, por el desperdicio de agua en cada lavadora, seguido de la asiduidad de los lavados y, finalmente, por los productos químicos que empleamos.

Todos podemos dar pequeños pasos hacia una colada sostenible. En nuestro día a día podemos y debemos intentar, por ejemplo, no poner la lavadora si no está llena y optar por lavar a mano algunas de las prendas más delicadas. ¿Qué te parece? ¿Te animarías a intentarlo?

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories