Forest

«Foresta in cammino»

The walking, thinking and feeling of the Forest

«Foresta in cammino» (Bosque en el Camino) puede entenderse como un viaje de observación y estudio de algunos estímulos provenientes de diferentes disciplinas. Brinda sugerencias para combatir la degradación (incluida la antropológica) que estamos experimentando como habitantes de este planeta. Para «enfocar» los ojos, apretando las pupilas para ver mejor, se vale de la narración. Nos habla del andar, pensar, viajar, escuchar, razonar y sentir de la naturaleza, una naturaleza encarnada en una de sus creaciones más exitosas: el bosque. Sugiere cómo podríamos, y deberíamos, empatizar con él, con un bosque (y la naturaleza) siempre en movimiento como una individualidad compuesta, pero individual «en la carne».

Foresta in cammino de Marco Nardini
«Foresta in cammino» by Marco Nardini

Selva de bolsillo

El ‘Bosque Caminante’ también quisiera ser una respuesta a aquellos que piensan (y quizás argumentan), un tanto exageradamente (pero con una pizca de verdad), que nos acercamos al final de la arquitectura. En nombre de una próxima disciplina puramente tecnocrática futurista, el libro opone los conceptos de inmersión y lectura como herramientas para la exploración de la calidad.

Una selva, una selva de bolsillo, se puede lograrse fácilmente con árboles y plantas en áreas estratégicas, con fitodepuración de áreas contaminadas, y con la construcción de un jardín productivo. Sobre todo, podemos conseguir una selva de bolsillo dejándolo en manos de aquellos que saben qué hacer con él: las propias plantas. Ellas podrían alcanzar ese objetivo convirtiendo superficies minerales en muros vegetales, rehabilitando áreas abandonadas o degradadas e implementando la sensibilización, la divulgación y el codiseño en propuestas que involucren a los cohabitantes, trabajando en los intersticios, reducciones y traslados. Contiene los puntos de distancia, la dispersión y la gentrificación de la trama urbana, donde las contradicciones son más llamativas, porque es deber de todos escuchar las alarmas e intentar desactivarlas.

La belleza de la naturaleza
The beauty of nature

Aprender de la naturaleza

«Foresta in cammino» (Bosque en el Camino) es entonces (aparentemente) una paradoja. El bosque no se «supone» que camine, pero, tal vez, las cosas no son del todo así.
En cada «razonamiento inverso» también hay un hecho, una chispa de sabiduría. La chispa comienza al pensar más en el «vacío» que en el «lleno» del contenedor en lugar del contenido, comenzando desde la Ciudad Caminante de Archigram hasta el Genius Loci y el Genius Naturae mencionado por Gilles Clément. “Si los humanos construyeron ciudades e imaginaron que podían caminar en la tierra, la ciudad de las plantas, la selva, tan grande como el Amazonas o tan pequeña como mi jardín, siempre han caminado en ella. Y caminan alrededor de ella”.

Si los humanos construyeron ciudades e imaginaron que podían caminar en la tierra, la ciudad de las plantas, la selva, tan grande como el Amazonas o tan pequeña como mi jardín, siempre han caminado en ella. Y caminan alrededor de ella

Es una paradoja, por tanto, contar la historia de esta brillante e ingeniosa nación que es la familia de las plantas, un sistema dual, a veces herético, suspendido entre la mesura y el exceso. Ese es un sistema que también proporciona una gran lente. Las plantas nos cuentan sobre el planeta y su historia y nos muestran movimiento, agregación, aclimatación y colaboración. Son motores de cambio y replanteamiento incluso en la ocupación de los espacios. Nos ofrecen una oportunidad: superar la sensación de que alguien ya ha inventado nuestro futuro.

Tomamos ejemplos de las plantas: la complejidad de su sociedad, la capacidad de apoyo mutuo y la función del tiempo como factor de equilibrio son su existencia en el mundo.

Bosque
Forest

¿Por qué el Bosque en el Camino?

Cualquiera que diga que una planta no se mueve no la ha observado con suficiente atención. Seguramente puedes ver a una hermosa familia de pastos, de las tierras de cultivo vecinas, migrando a tu jardín. Al estudiar los procesos biológicos y observar los ejemplos sofisticados y eficientes de la «economía circular» en el uso de recursos y materiales adoptados por el mundo vegetal, puedes encontrar información única. Es un poco como mirar un mundo al revés que se comporta de manera muy diferente a lo que esperaríamos. Pero, esta es la mejor manera de hacer descubrimientos. La condición de lo natural no se puede reducir ni asimilar, sobre todo porque el bosque es quizás el último refugio del espíritu y del ser humano.

Recursos y crecimiento

Los recursos limitados no pueden soportar un crecimiento ilimitado, es obvio. Hoy (a pesar de los enormes avances) el medio ambiente continúa deteriorándose. Además, los valores que expresaban su singularidad e importancia parecen haberse perdido. La creciente eficiencia también ha acelerado la tasa de consumo de recursos, de modo que las ganancias en eficiencia no han reducido sino aumentado su consumo, especialmente los no renovables.

«Foresta in Camino» (Bosque en el Camino) pone en juego todo lo que sabemos (e incluso lo que no sabemos) sobre la naturaleza. Nos desafía a reflexionar, incluso si actualmente no podemos entenderla. Con su «simple complejidad», se convierte en un mantra cada vez más comprensible que, una vez transmitido, se vuelve real. Lo notaremos como si siempre hubiera estado ahí.
En diciembre también se publicará la versión en inglés de «Foresta in cammino» con el título «Being Forest».

«Foresta in cammino»

Website «The Walking Forest»

Tal vez te pueda interesar: ¿Cuál es tu huella de carbono?

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories