El packaging en la industria de la belleza

Visual Curator
Norma Márquez
Translator
Andrea Terrado
Webwriter
Federica Severgnini

La industria de la belleza es una de las más grandes del mundo, con ingresos anuales de miles de millones de dólares. Sin embargo, el aumento en la producción y el consumo de productos de cuidado personal también ha llevado a un aumento en el consumo de materiales para el envase, lo que resulta en un impacto ambiental negativo. Es por eso que vamos a ver el problema del packaging en la industria de la belleza y cómo la industria está tratando de abordarlo.

El packaging es esencial para la industria de la belleza. Los productos deben protegerse de la humedad, la luz, el calor y el aire para garantizar su eficacia. Además, el envase debe ser estéticamente agradable y atractivo para atraer la atención de los consumidores. A menudo, los contenedores son la única forma de crear conciencia de marca, por lo que se vuelven indispensables.

Packaging de cosméticos

Sin embargo, muchos de los materiales de envasado utilizados en la industria son altamente contaminantes y difíciles de reciclar. Algunos ejemplos incluyen:

  1. Plástico: La mayoría de los productos de cuidado personal se venden en recipientes de plástico. Sólo un pequeño porcentaje se recicla. La mayoría termina en vertederos, donde tardan cientos de años en degradarse.
  2. Aluminio: A menudo utilizado para recipientes de pulverización, su producción requiere una gran cantidad de energía y los residuos producidos pueden ser altamente tóxicos.
  3. Vidrio: Es un material relativamente fácil de reciclar, pero su producción requiere una gran cantidad de energía y el transporte puede ser costoso debido a su peso.
  4. Cartone: es un material relativamente respetuoso con el medio ambiente. A menudo se recubre con capas de plástico o aluminio para proteger los productos, lo que en consecuencia hace que sea más difícil de reciclar.

Además del impacto ambiental del packaging, la industria de la belleza también tiene problemas relacionados con el sobreembalaje y el diseño de envases.

Muchas veces los productos de cuidado personal se empaquetan en múltiples cajas de cartón, y el contenedor real del producto es relativamente pequeño. Esto significa que los compradores están comprando mucho más embalaje del que realmente usan.

Además, muchos contenedores están diseñados para parecer lujosos y llamativos, pero luego resultan no ser muy funcionales o necesarios. Por ejemplo, algunos se venden en frascos de vidrio que son difíciles de abrir o en botellas de plástico que no permiten que el producto se use por completo, lo que genera desperdicio.

A pesar de estos problemas, la industria está tratando de tomar medidas para reducir el impacto ambiental de sus envases.

envase cosméticos

¿Existen soluciones sostenibles?

El packaging se ha convertido en uno de los principales culpables de la contaminación global. Según una investigación de la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el mundo produce 300 millones de  toneladas de residuos plásticos cada año, de los cuales solo el 9% se recicla.

El embalaje de productos como champús, acondicionadores, lociones, cremas, sueros y maquillaje, a menudo contiene diferentes tipos de plástico, como PET, HDPE, PVC y PP. La mayoría de estos materiales no son biodegradables y pueden tardar hasta 1000 años en degradarse por completo. Esto significa que el plástico que usamos hoy permanecerá en el medio ambiente durante mucho tiempo, causando daños irreparables.

Sin embargo, las empresas buscan soluciones sostenibles para reducir el impacto ambiental de sus envases. Estas son algunas de las posibles soluciones:

  1. Riciclaje: Muchas empresas están tratando de fomentar el reciclaje de sus envases y contenedores. Por ejemplo, Lush, una compañía británica de cuidado corporal, ha lanzado un programa de reciclaje para el cual los clientes que devuelven frascos vacíos de producto pueden obtener un nuevo producto de forma gratuita. Esto anima a los clientes a reciclar y reducir su impacto ambiental.
  2. Materiales biodegradables:  Por ejemplo, Seed Phytonutrients, una empresa estadounidense de cuidado de la piel, utiliza botellas de papel reciclables para sus champús y acondicionadores. Esto reduce el uso de plástico.
  3. Recargas: Algunas empresas ahora ofrecen la opción de rellenar sus productos, en lugar de comprarlos nuevos cada vez. Por ejemplo, L’Occitane, una empresa francesa de cuidado de la piel, ofrece la posibilidad de recargar sus productos faciales y corporales.
  4. Embalaje reducido: se trata de reducir la cantidad de envases utilizados para los productos. Como  ya está haciendo L’Oréal.

Las empresas del sector de la belleza deben utilizar envases sostenibles por muchas razones, entre las que se encuentra la responsabilidad medioambiental, hacia el planeta y las generaciones futuras, mejorando la imagen de la propia empresa, ya que los consumidores están cada vez más atentos al impacto ambiental de los productos que compran y prefieren empresas que demuestren tener un verdadero cuidado por el medio ambiente. Además, ayudaría a reducir los costos en la producción de envases porque, por ejemplo, el uso de materiales reciclados puede ser menos costoso que el uso de nuevos materiales. Además, disminuir el peso y el volumen del embalaje puede achicar los costos de transporte y almacenamiento. Finalmente, el cumplimiento de las regulaciones ambientales limitaría el riesgo de sanciones y multas.

El uso de envases sostenibles es una opción ventajosa para las empresas del sector de la belleza y ciertamente, con el paso del tiempo, cada vez más empresas adoptarán métodos sostenibles.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories