Un plan de estudios de eco-artísticos basado en el lugar

Translation
Belen Espino

La educación artística ambiental está ganando importancia en las escuelas como resultado de la importancia creciente que la educación artística comienza a conquistar en la conciencia ambiental. Este campo de estudio emergente es el resultado de un esfuerzo interdisciplinario, enfocado en diferentes ramas de la educación: el objetivo común es informar y empoderar a los estudiantes sobre los temas ambientales, para que actúen como protectores de su territorio. El diseño de un programa de estudios ecoartísticos basado en el lugar es, por tanto, un intento de delinear una metodología replicable, calibrándola en necesidades territoriales específicas. Mediante un estudio experimental, realizado en una escuela de Mauricio, se probaron estas indicaciones pedagógicas.

La investigación se desarrolla a partir del supuesto de que todos los individuos se ven afectados por problemas ambientales. Hablando metafóricamente, conocemos el estado del arte en profundidad. La contaminación de los ecosistemas y los riesgos asociados con el calentamiento global, por ejemplo, son advertencias implementadas en un sentido genérico; incluso si cada uno de nosotros puede identificar los problemas específicos de su propia realidad de pertenencia y referencia. Cuando esto no sucede, ignorando las responsabilidades propias hacia el mundo natural, el efecto acumulativo de este desinterés puede tener efectos devastadores. Como ya está sucediendo.

Objetivos de la educación ambiental (Hungerford y Volk, 1990)

La pérdida de empatía con el medio ambiente.

Varios investigadores afirman que esta situación surgió a finales del siglo XX. La falta de contacto directo con el medio ambiente se ha convertido en un problema tan grave que está en la raíz de la deforestación, el consumo excesivo y la contaminación. Basta pensar en los innumerables conocimientos y nociones que cada uno de nosotros tiene sobre las actividades humanas: arte, cine, literatura, moda, etc. Comparándolos con los del mundo natural, de la comparación descubrimos que en ese campo nuestro conocimiento es escaso. Los nombres de las especies de árboles y hongos, subdivisiones del mundo animal, son casi desconocidos para la mayoría. Por lo tanto, dado el contexto actual, parecería que las personas no quieren conocer el entorno porque no tienen experiencia con él.

La empatía simplemente significa «sentir por dentro». El término se origina en el concepto alemán de «Einfühlung» y su significado es la reacción de un individuo a un objeto o ser vivo. En su evolución, la expresión ha ampliado su uso a la descripción de una experiencia estética. Esta conexión hace que la educación artística sea un elemento esencial en el desarrollo de esta sensibilidad específica a las preocupaciones ambientales.

Son muchos los que sostienen que los alumnos de hoy se encuentran en la posición de consumidores de información, mientras que deberían desempeñar un papel activo en el proceso educativo. En apoyo de esta afirmación, numerosos trabajos de investigación sugieren desarrollar una relación viva con la naturaleza antes de la demanda de conservación del medio ambiente. Esta relación está en el corazón de la educación artística place-based, basada en guiar a los jóvenes en edad escolar para que se conecten naturalmente con la naturaleza.

Ventajas de la educación artística place-based (Gruenewald, 2004)

Materiales y método del estudio experimental

Este estudio experimental, como ya se anticipó, se llevó a cabo en una escuela pública de Mauricio, mediante la observación y la recopilación de datos en una muestra de estudiantes. El primer grupo estaba formado por 25 chicos varones de 14 años: ninguno tenía dificultades de aprendizaje, pero había diferencias en cuanto al nivel socioeconómico de las familias.

Al complejo, ubicado en el norte de Mauricio, asisten alrededor de 1200 estudiantes de entre 12 y 20 años. La escuela tiene varios patios disponibles, incluido un patio de recreo y varias áreas con árboles y vegetación espontánea. Cuenta con una variada oferta educativa extracurricular, en la que los estudiantes están obligados a participar como parte esencial de los requisitos docentes: el programa DUKE, por ejemplo, que ofrece oportunidades de estudios internacionales con créditos académicos para cualquier especialización.

Las pautas curriculares propuestas contienen estudios de la naturaleza, la historia y la cultura, que, combinados con los de la educación transformadora, son apropiados para la pedagogía artística basada en el lugar. Consta de tres unidades, para la inserción paulatina de artistas, tareas y debates. A través de libros, proyecciones de video y PowerPoint, los participantes aprendieron la parte más teórica, preparatoria de los talleres; Sin embargo, la herramienta más importante utilizada en este estudio fue el bloc de dibujo. En él, los estudiantes practicaron “experiencias de primera mano de eventos naturales”, eligiendo libremente la técnica artística que preferían y luego articulando sus procesos de pensamiento con palabras en el reverso de las hojas. A través de su posterior intercambio y discusión con sus compañeros, los estudiantes se acostumbraron a comprender su nivel de empatía por el medio ambiente.

A través de un cuestionario, propuesto antes y después de la realización de cada actividad, se interrogó a los participantes y se registraron periódicamente los datos de la encuesta relacionada.

Las actividades cubiertas por el currículum eco-artístico

El recorrido incluyía la identificación del concepto de armonía, como principio significativo del diseño y el medio ambiente. Los estudiantes inicialmente lo asociaron con la música, con la paz, pero no lo correlacionaron con las propiedades intrínsecas de la naturaleza. La observación al aire libre ha sido el medio de conectar la armonía con el arte y el mundo natural real.

Posteriormente los alumnos empezaron a descubrir la importancia de los lugares. La investigación del sitio se considera un paso fundamental en cualquier programa de educación terrestre, ya que ofrece un entorno físico para inspeccionar la asociación y la diversidad de aspectos sociales, ecológicos y estéticos, con el fin de mejorar la comprensión de los estudiantes, incluida la capacidad del arte para compartir diferentes puntos de vista y, además, cómo el arte es capaz de prever diferentes realidades.

Dibujo de un estudiante

La siguiente fase del plan de estudios eco-artístico implicó la introducción de la idea del futuro, pidiendo a los participantes que imaginaran su lugar en la sociedad o comunidad y lo ilustraran. El estudio de Markus Vesper, un artista ambiental conocido por sus pinturas apocalípticas, permitió a los participantes experimentar cómo la imaginación no solo puede imaginar alternativas positivas, sino que también puede conducir a la extrema gravedad de nuestras condiciones reales. Esta conciencia ha inspirado a los estudiantes a realizar un cambio importante: ha generado preocupación, o más bien la motivación, para emprender acciones que puedan tener un impacto positivo en su entorno.

Experimentos de eco-arte

Otro aspecto de la investigación se centró en la producción de un trabajo más vivencial, participativo y original: la construcción de un sistema de jardineras con material reciclado que luego albergaría plantas de fresa en el huerto escolar, sembradas y cuidadas por los propios alumnos.

Este tipo de trabajo quería concienciarles de la enorme cantidad de residuos que existen, empujándolos a considerar su destino y cómo nuestras elecciones de vida y consumo pueden contribuir a su acumulación. A través de la transformación de los materiales, del espacio exterior, del arte a lo largo del tiempo, también han sido testigos de la transformación de sus propias actitudes ecológicas.

Jardineras construidas con material reciclado

¿Cuáles son los resultados de esta investigación experimental?

Las verificaciones antes y después de las actividades realizadas se centraron en los siguientes enunciados:

  1. Los animales y los árboles tienen el mismo derecho que los humanos a vivir en esta tierra.
  2. Más gente vive en la tierra.
  3. Los seres humanos en la tierra están destruyendo la tierra.
  4. Los seres humanos deben ajustarse a la naturaleza y las reglas de la naturaleza.
  5. Las personas deberían recibir consecuencias negativas por la naturaleza dañina.
  6. La naturaleza tiene la capacidad suficiente para manejar el impacto negativo del estilo de vida moderno de los seres humanos.
  7. Los humanos intentan manejar las cosas de la naturaleza.
  8. El comportamiento humano tiene un impacto mínimo en la naturaleza.
  9. Los seres humanos comprenden la forma en que la naturaleza gestiona y controla las cosas.
  10. Si los humanos no han cambiado, se enfrentan al impacto negativo en el medio ambiente.

El comportamiento a favor del medio ambiente se evaluó mediante los números 1, 2, 4, 5, 8 y 10; las preguntas 3, 6, 7 y 9 se utilizan en cambio para determinar las actitudes mentales anti-ambientales de los niños. Los resultados presentaron un puntaje promedio de las orientaciones ambientales de los estudiantes hacia el Nuevo Paradigma Ecológico (NEP), así como información sobre sus actitudes hacia los derechos de la naturaleza, la eco-crisis y la excepcionalidad humana.

Beneficios de la educación ambiental (Ardoin, 2018)

Otro aspecto positivo de la encuesta se refiere a los niveles de socialización entre los estudiantes, que aumentaron a medida que completaron las unidades que se les asignaron. El trabajo en equipo motivó la colaboración, creando un clima de respeto mutuo y aliento. Incluso en la fase crítica, se intercambió retroalimentación positiva y constructiva, lo que confirma estudios que afirman que los enfoques centrados en el estudiante facilitan la comunicación con otros pares. La misma relación positiva se estableció con el profesor. El papel del profesor es crucial en este estudio: deben asegurarse de que los estudiantes participen en ejercicios individuales para un aprendizaje exitoso.

El papel del sistema escolar en la educación ambiental

Por lo tanto, el sistema educativo puede crear conexiones entre el medio ambiente y las experiencias de la vida real de los estudiantes, ayudando en la comprensión de nociones como interdependencia, conservación y sostenibilidad; las sensaciones experimentadas en ellos ayudan a los estudiantes a construir una relación y los preparan para proteger la Tierra y la comunidad.

Los líderes deben formular propuestas educativas como el plan de estudios de eco-artes para promover la participación de los estudiantes en la construcción de comunidades sostenibles. Esto requiere que las escuelas permitan a los estudiantes mantener estilos de vida sostenibles. Las investigaciones han demostrado claramente que los maestros ofrecen a los estudiantes muchas oportunidades para aumentar sus habilidades y conocimientos al ingresar con entusiasmo a la comunidad enseñándoles las preocupaciones y problemas ambientales. Esto permitirá que los estudiantes se conviertan en protectores seguros del medio ambiente y también motivará a otros maestros a utilizar este plan de estudios en su enseñanza.

Para saber más:

Empathy for the Environment

Mostrar Comentarios (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.