moda rápida

Soluciones eco-friendly de la industria de la moda rápida

Visual Curator
Marilaura Ingarozza

No es una novedad decir que la industria de la moda es una de las más contaminantes. Su impacto en el medio ambiente del denominado fast fashion o moda rápida es el dilema más grave. 

Según una investigación de la consultora de gestión global McKinsey & Company, la industria textil fue responsable de unos 2100 millones de toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero en 2018, alrededor del 4% del total mundial.

El problema de la moda rápida radica en que las firmas presentan prendas nuevas cada 15 días. Esto provoca un gran aumento de producción y desechos ya que se suelen descartar las prendas en lugar de donarlas.

Los europeos consumen casi 26 kg y se desprenden de unos 11 kg de textiles cada año. La ropa usada puede exportarse fuera de la UE, pero la mayoría (87%) es incinerada o depositada en vertederos

Moda rapida

Combatiendo el daño producido

Debido al daño causado a nuestro planeta, y a que los consumidores son hoy más responsables a la hora de elegir una prenda, cada día son más las firmas involucradas en adoptar nuevas soluciones a su modelo de negocio y luchar por un cambio sistémico en la producción y consumo de la moda. 

Muchas firmas de moda rápida están abocadas a dar un paso al frente hacia un modelo más sostenible. Además de crear colecciones eco-friendly, están tomando otras iniciativas. Utilizan materiales reciclados, recogen y reciclan prendas usadas o incluso crean su propia plataforma de segunda mano. 

Firmas con compromiso

H&M

La firma sueca fue una de las primeras en considerar que el impacto de la moda en el medio ambiente debía cambiar. Por ello, fue una de las 43 firmas de la industria en comprometerse en apoyar el Acuerdo de París para frenar el cambio climático. 

Desde 2015, está asociada con la Fundación Ellen MacArthur, organización que trabaja para acelerar la transición hacia una economía circular.

Según Leyla Ertur, Jefe de Sostenibilidad: «compartimos el creciente sentido de urgencia con muchos en todo el mundo que reconocen que la industria de la moda necesita avanzar más rápido hacia la circularidad y continuar trabajando para desarrollar una cadena de suministro más justa, transparente y rastreable». 

La firma cuenta desde 2013 con el programa de Recogida de Prendas en sus tiendas de todo el mundo. 

En 2019, puso en marcha un servicio de alquiler en una de sus tiendas de Estocolmo. Allá se podían alquilar trajes de la colección Conscious Exclusive. También colocaron una máquina llamada LOOOP que convierte las prendas viejas en nuevas en sólo ocho pasos. 

Además a través de H&M Take Care la firma da consejos e ideas sobre cómo reparar, rehacer y actualizar tus prendas para que duren más.

H&M moda sostenible
H&M Ph by gettyimages
ZARA

Una de las firmas españolas de Inditex, el mayor grupo de moda rápida del mundo, se encuentra avanzando hacia un modelo de economía circular que permite alargar el ciclo de vida de sus prendas. 

En palabras de la firma: “nuestros programas de reutilización y reciclaje permiten a clientes de todo el mundo devolver su ropa gastada, ayudando a reducir el desperdicio y el consumo de materias primas vírgenes. Nuestros compromisos no pueden cumplirse solos, por lo que estamos trabajando de cerca con nuestros proveedores, así como con organizaciones internacionales y otros negocios en nuestra industria para producir un verdadero cambio juntos”. 

Cuenta con programas de reutilización y reciclaje permitiendo a sus clientes donar sus prendas usadas una vez que ya no las necesitan. De esta manera, ayudan a reducir los residuos y el consumo de nueva materia prima virgen.

Su plataforma Sustainability Innovation Hub tiene como objetivo identificar y testar nuevas tecnologías, materiales y procesos para limitar los impactos ambientales de sus productos ayudando a avanzar hacia soluciones más sostenibles.

En el año 2015 crearon el estándar “Join Life” como una herramienta para producir sus prendas empleando materiales y procesos más sostenibles. Cuenta con tres tipos de etiquetado en función de los impactos de los materiales o procesos con los que se han fabricado los productos:

  1. Care for fiber: reconoce a las prendas que utilizan materiales con una menor huella medioambiental en comparación con los convencionales;
  2. Care for water: utilizan tecnologías innovadoras que reducen el consumo de agua;
  3. Care for planet: identifica las prendas que se han producido empleando energía renovable en procesos húmedos.
MANGO

La firma del Mediterraneo tiene como lema “la sostenibilidad es el único camino posible”.

Por ello escoge materiales más respetuosos, fomenta procesos de menor impacto ambiental y promueve prácticas de diseño circular, reduciendo su huella. 

Su modelo de sostenibilidad está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, así como con la estrategia y objetivos fijados por la industria como el Fashion Pact o International Accord.

Posee tres grandes líneas de actuación: Committed to Product, to Planet y to People (Compromiso con el producto, con el planeta y con las personas).

Tiene como misión generar un producto pensando en su vida útil, ya sea a través de productos que sean reciclables apostando por la durabilidad o utilizando patrones que den lugar a un menor volumen de residuos.

Además, ha definido tres estrategias de diseño circular que los ayudarán a cumplir con sus objetivos circulares: 

  1. Give it back to the loop: diseña prendas con un único tipo de fibra o menos accesorios, para conseguir una mayor reciclabilidad; 
  2. Extended life: diseña prendas más duraderas gracias al uso de materiales con propiedades físicas certificadas, la construcción reforzada de la prenda y un diseño atemporal; 
  3. No Waste: maximizar el aprovechamiento de los materiales utilizados y la reincorporación de residuos textiles.
Mango Manifesto
UNIQLO

La firma japonesa desde hace más de 20 años sigue el camino de la sostenibilidad. Produce prendas de manera responsable y con el compromiso de proteger la salud del planeta y de las personas que lo integran.

Trabaja cada temporada para lograr conservar los recursos, disminuir el desperdicio y reducir el impacto medioambiental.

Desde 2019, la firma está comprometida en eliminar gradualmente el uso de bolsas de plástico en favor de las de papel, pero también a reducir la cantidad de plástico de un solo uso presente en las tiendas y en los envases de los productos.

La firma posee diferentes acciones en su objetivo sostenible como la creación de prendas a partir de botellas de plástico recicladas.

El Programa RE.Uniqlo recicla las  prendas usadas para convertirlas en nuevas. Para ello, la firma recoge las prendas depositadas por los clientes en sus tiendas para reciclar y junto con el ACNUR y otras organizaciones no gubernamentales, las donan a las personas que más lo necesitan alrededor de todo el mundo. 

Con Blue Cycle Jeans, elimina la necesidad de usar grandes cantidades de agua y reduce el trabajo manual en el proceso de desteñido y desgastado, reduciendo hasta un 99% la cantidad de agua utilizada en el proceso de acabado de los vaqueros.

PRIMARK

La multinacional irlandesa de moda rápida fue una de las últimas firmas en dar su paso hacia la sostenibilidad. El año pasado lanzó su compromiso Primark Cares con el objetivo de convertirse en una empresa más sostenible y circular.

Sus compromisos están divididos en tres pilares:

  1. Brindar a las prendas una vida más larga ya que tendrán un diseño reciclable, estarán confeccionadas con materiales reciclados o procedentes de fuentes sostenibles.
  2. Proteger la vida en el planeta al reducir a la mitad su huella de carbono, eliminar los residuos no textiles y trabajar para recuperar la biodiversidad.
  3. Mejorar la vida de las personas consiguiendo un salario digno para los trabajadores de su cadena de suministro, mejorar su salud y bienestar y promover la igualdad de oportunidades para las mujeres.

Además, se han comprometido a confeccionar todas sus prendas a partir de fibras recicladas o materiales de origen más sostenible. Rreducen así de la mitad la huella de carbono en toda su cadena de valor para 2030.

Primark moda ràpida
Primark Jeans

Mucho o poco, todo suma

Es más que positivo ver a las firmas tomar medidas y dar un paso más hacia el cuidado del medio ambiente. 

Estas acciones se implementan poco a poco. Todas las marcas comparten la oportunidad de asumir un papel importante para hacer de nuestro planeta un lugar mejor.

No solo es importante lo que está haciendo la industria de la moda en su camino hacia la sustentabilidad, sino los consumidores también tenemos que aportar nuestro grano de arena para reducir nuestra huella.

Por ello antes de comprar una prenda, pregúntate: ¿Realmente la necesito? ¿Por qué la estoy comprando? ¿la usaré a largo plazo? ¿Necesito una nueva o puedo comprarla de segunda mano?

Slow fashion

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories